Hábitos para reducir el consumo de plástico en casa

Blog de Viajes

Especializado en Turismo Rural y de Naturaleza

Rutas de senderismo

https://www.comopedroporsucasa.com/wp-content/uploads/2022/09/ruta-iturmendi-santamarina-comopedroporsucasa-9.jpg

Rutas en Autocaravana

https://www.comopedroporsucasa.com/wp-content/uploads/2020/02/belchte-pueblo-en-autocaravana.jpg
Rate this post

En los últimos años he ido concienciándome cada vez más de la importancia de reducir el consumo de plástico en casa. Inicialmente lo comencé con el reciclaje. Reciclar todos los envases de plástico que llegan a casa es muy importante, me pensaba que con eso era suficiente, pero lo cierto es que no, hay que ir más allá: reducir el uso de envases de plástico.

Intentar reducir el uso de envases de plástico en el hogar no es una tarea fácil, lo confieso. Vivimos en un mundo de consumo, donde la vida ajetreada y el poco tiempo para dedicar a ciertas cosas hacen que vayamos a lo rápido, lo que ya está preparado, lo más cómodo y en muchas ocasiones necesita de un envoltorio de plástico para poder presentarlo en este estado.

Me gustaría destacar que este post está contado con mi experiencia personal y, por supuesto, cada uno puede hacer lo que quiera al respecto. Pero si tú te sientes identificad@ con mi experiencia y hay algo que pueda aportarte para reducir el consumo de plástico en casa, me hará muy feliz saberlo (puedes escribir un comentario o contármelo a través de mis redes sociales) 🙂

Hábitos para reducir el consumo de plástico en casa

Han sido bastantes los hábitos que he cambiado en mi rutina diaria que han hecho reducir considerablemente la utilización de envases de plástico. Sobre todo este último año, con el Covid y el confinamiento, he tomado mucha más consciencia en este sentido, incluso realizando formación al respecto para intentar conocer más sobre el medio ambiente y un estilo de vida sostenible.

He realizado un Curso Online en la Universidad de Burgos que se llama “Emprendimiento verde y empresa sostenible“. Tienen bastantes cursos relacionados con este tema en UBU Verde.

A continuación detallo algunos hábitos que llevo a cabo para consumir menos envases de plástico en casa:

  • Utilizar agua del grifo

¿Para qué utilizar agua embotellada cuando contamos con un estupendo agua del grifo? Aparte del propio dinero extra que hay que destinar a la compra de agua embotellada, se generan muchísimas toneladas de plástico con este tipo de botellas. En casa tenemos una botella de cristal que rellenamos del grifo cada vez que queremos beber agua.




  • Botella de agua reutilizable

Al hilo de la utilización de agua del grifo, está la de utilizar botellas reutilizables para llevar cuando estoy fuera de casa. Tengo la botella de metal desde hace unos 3 ó 4 años. La lavo frecuentemente y la llevo siempre que quiero beber agua fuera de casa, evitando así comprar botellas de plástico.

  • Bolsas reutilizables para la compra o carrito de la compra

Siempre que voy a comprar llevo las bolsas de rafia reutilizables para echar ahí toda la compra. Cuando sé que voy a traer cosas de mucho peso llevo el carrito, puede que sea la mejor compra que haya hecho hasta el momento, ¡es genial! Me encanta el carro. Es súper cómodo de llevar y no cargas con nada de peso. Sobre todo para leche o para toda la fruta que compro en el mercadillo está muy bien porque echo dentro toda la fruta sin bolsas y en casa lo saco y listo.

  • Bolsas para productos a granel. Evitar comprar productos con plástico

Yo he sido de la primera que iba al supermercado y se cogía los plátanos en bolsa, las zanahorias en otra bolsa, la lechuga en otra, y así una larga lista de productos. Pero me he dado cuenta que aunque puede que eso sea lo más cómodo, para mí no es lo más correcto. Evito a toda costa comprar productos que estén envasados en un plástico (salvo que sea estrictamente necesario). Siempre intento comprar las cosas a granel, llevo bolsas reutilizables de tela que lavo de vez en cuando y me sirven para echar dentro fruta, verdura, legumbres,…

Me gusta muchísimo ir al mercadillo del pueblo, hablar con el tendero y pedirle las frutas y verduras. Hay que tener tiempo para hacer esto, desde luego, pero yo que lo tengo y que me gusta dedicar tiempo a la compra, no me importa en absoluto tardar algo más en comprar mis frutas y verduras, pero en cambio tener una relación con el vendedor.

  • Proteger los productos con cera de abeja

Este es un gran descubrimiento del cual estoy muy orgullosa. Casi no utilizamos film transparente o papel de aluminio para envolver algún producto ya abierto o cualquier otro alimento. Ahora utilizamos la cera de abeja. Cuando la retiro, la lavo con agua y jabón, la dejo secar, y está lista para su próximo uso. ¡Así de fácil!

 

  • Utilizar pan del día anterior para hacer tostadas

Somos de tostadas a diario, siempre he utilizado pan de molde para hacerlas, el cual viene con un envase de plástico. Resulta que casi todos los días nos sobraba pan (del que utilizamos para comer), al final se quedaba duro y parte de ello se lo comía el perro pero a veces no, y al final tras un tiempo guardado iba a la basura.

Empezamos a probar a hacer las tostadas con pan del día anterior. Aprovechando que el tostador estaba estropeado, compramos uno que tiene la ranura del pan más ancha para que pueda entrar la rebanada de pan sin problema. Ahora hacemos tostadas con pan del día anterior que compramos en la panadería, sin ningún tipo de aditivo ni conservantes, etc, que pueda llevar el pan de molde. Así que salimos ganando por partida doble: comemos un producto más fresco y reducimos el envase del pan de molde.




  • Hacer yogures caseros y otros postres y utilizar envases de cristal

Este año también he empezado a hacer yogur en casa. Es tan fácil que se lo recomiendo a cualquiera, solo necesitas 10 minutos para preparar el yogur, porque las 9h aprox que necesitas para que fermente es simplemente dejarlo en la yogurtera. Así que durante ese tiempo no tienes que preocuparte de nada.

En este post tienes la receta para hacer yogur casero por si te animas 😉

Ahora los yogures y postres caseros los preparo en los típicos botecitos de cristal individuales. Los usamos, los lavamos y listos para utilizar de nuevo.

  • No utilizar productos desechables

No utilizo ningún producto de un solo uso como platos, vasos, pajitas, etc.

  • Zumo de fruta

Lo más cómodo es comprar el zumo de fruta ya exprimido, reconozco que es tentador, todas las mañanas dedicar 10 minutos para preparar el zumo de naranja recién exprimido tiene lo suyo, pero a su favor tiene que no utilizo nada de plástico para ello.

  • Pastillas de jabón y champú sólido

Este ha sido un descubrimiento del cual estoy muy contenta. Como mucho he utilizado pastillas de jabón sólidas para las manos (y ni eso, no me gustaban, qué ilusa), pero ahora se han convertido en un básico en el baño. Tanto para lavar las manos, el cuerpo, incluso champú para el pelo. Utilizo pastillas sólidas que duran muchísimo.

Incluso este tiempo atrás me he animado a hacer mi propio jabón artesano de lavanda. Muy pronto dejaré por aquí cómo lo he hecho por si te apetece probar.

  • Consumo de legumbres a granel

Las legumbres, de bote, y sino busca en Google “como hacer cocido con garbanzos de bote” y ya verás que te sale jajaja. Bromas aparte, siempre he utilizado legumbres de bote y el año pasado escribí un post que era sobre cómo  hacer cocido con garbanzos de bote que aparece en los primeros puestos de Google.

Ahora he cambiado, las lentejas, judías y garbanzos son a granel. Así que ahora ya ni envases de cristal utilizamos. Mucho mejor y más barato.

  • Utensilios de madera en la cocina

Las palas y utensilios para cocinar son todos de madera.

  • Utilización de copa menstrual y compresas reutilizables

Este es otro gesto que puedes hacer para evitar generar tantos desechos. Sustituir las compresas y tampones habituales por la copa menstrual y compresas ecológicas de tela.

Más cosas que se pueden cambiar para reducir el consumo de plástico en casa

Además de todo lo que he mencionado anteriormente, para reducir el consumo de plástico en casa podemos tomar muchas más medidas. Todas las anteriores son las que yo he puesto en práctica en casa, pero hay algunas más que puedes tomar si tú utilizas productos de este tipo:

  • No utilizar cápsulas de café

  • No utilizar pajitas de plástico

  • Eliminar los chicles

  • Utilizar cerillas en vez de mechero

  • Evitar maquinillas de afeitar desechables



Súmate al DIY (do it yourself)

A raíz del confinamiento y las largas temporadas en casa, muchos hemos buscado la forma de entretenernos. En mi caso, hemos hecho muchas cosas en casa:

  • Hacer yogures y postres caseros
  • Preparar guisos
  • Hacer jabón casero
  • Crear nuestro propio huerto
  • Reutilizar palets para hacer macetas y un banco

Son muchos los gestos que podemos tomar para reducir el consumo de plástico, porque en mi opinión, es muy importante reciclar, pero aún más es reducir esos plásticos y por lo tanto ni siquiera tener que reciclarlos porque no los estamos utilizando.

No es una tarea fácil, pero si tienes fuerza de voluntad y crees que puedes colaborar, seguro que te sentirás muy satisfech@ después de llevar a cabo cada pequeño gesto.

¿Te unes a reducir el consumo de plástico en casa? ¡Te leo!




Compartir en redes sociales

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Copyright ©

Todos los textos y las imágenes (a menos que se indique lo contrario) son propiedad de Patricia Corral Alonso y Como Pedro por su Casa (2014-2021). El uso y/o duplicación no autorizada de este material sin el permiso expreso y por escrito del autor y/o propietario de este blog está estrictamente prohibido.